fbpx

¿Estás pensando en dar el gran paso y formar una familia? Son muchas las interrogantes que le surgen a las parejas a la hora de tomar la decisión de adquirir juntos su primer inmueble. Variables como el espacio, la distribución y ubicación (sólo por mencionar algunas), pueden causar estrés e indecisión.

Es por esto que hemos querido traerte algunos consejos que pueden ayudarte a elegir el inmueble más conveniente para la familia a largo plazo:

Consideren su situación financiera:

Antes de decidir buscar un apartamento,  debe tomarse en cuenta la situación financiera del futuro núcleo familiar. ¿Han adquirido compromisos financieros previos? ¿Cuál es el ingreso neto familiar? ¿Cuentan con capital suficiente para pagar el iniciar de una hipoteca?

Es recomendable responder estas preguntas y hacer una proyección de sus gastos de modo que puedan conocer el presupuesto disponible para el apartamento y si sus ingresos le permiten pagar la cuota de una hipoteca, la cual no debe exceder el 40% de los ingresos netos.

A partir de ese momento pueden optar por ahorrar y mejorar su historial crediticio, conocer instituciones financieras que brinden las mejores tasas y aplicar para la pre-aprobación de un préstamo.

Planificación familiar:

Otra variante a tomar en cuenta es el espacio y la cantidad de hijos que la pareja pretende procrear. ¿Qué cantidad de habitaciones satisfacen esta necesidad? ¿Cuál distribución y metraje sería el ideal para la familia? Visualizar los espacios y la convivencia puede servir para conocer más a fondo la necesidad a futuro de la pareja.

Una cosa de dos:

Cuando se realizan decisiones financieras de tal envergadura, ambos deben participar en el proceso de compra y ponerse de acuerdo respecto a las características del inmuebles que andan buscando. Trabajen como un equipo y no procedan con la adquisición hasta que ambos estén completamente satisfechos con las condiciones del contrato de compra o arrendamiento.

¿Apartamento de soltero?

Ya posees un apartamento de soltero/a ¿Qué hacer?

Lo primero es evaluar el espacio actual y tus pertenencias. ¿Hay espacio suficiente para un nuevo inquilino? ¿Cómo se siente la pareja al respecto?

No necesariamente tiene que adquirirse un nuevo apartamento, por lo menos no de manera inmediata si ambos llegan a un acuerdo. Este tiempo en el que vivan en él puede ser aprovechado para ahorrar para el inicial de un nuevo apartamento, más grande y que satisfaga las necesidades futuras de la familia.

¿Quieres que uno de nuestros representantes te oriente en el proceso de compra de tu primer inmueble?

Sólo tienes que escribirnos a madelta.proyectos@gmail.com y preguntar por los proyectos que tenemos disponibles. ¡Contáctanos!