fbpx

Tener casa o apartamento propio es, sin duda, el sueño de muchos. Contar con una vivienda nos aporta tranquilidad y seguridad respecto al futuro, además la adquisición de este bien raíz es una pieza fundamental de nuestro patrimonio.

Muchas personas no cuentan con el capital para adquirir un inmueble, es por eso que muchos recurren a los préstamos hipotecarios para cumplir con esta meta. En esta ocasión queremos traerte 3 consejos esenciales que debes tomar en cuenta antes de dar este importante paso.

1. Mantén un buen historial crediticio.

Conviérte tu historial crediticio en tu mejor carta de presentación ante las instituciones financieras. No sólo basta con tener altos ingresos mensuales que puedan cubrir la cuota del préstamo: necesitas, por todas las vías posibles, demostrar que eres capaz de mantenerte al día con tus pagos y saldar por completo la deuda. Contrario a lo que se piensa, los bancos buscan a personas que le eviten los inconvenientes que una ejecución hipotecaria trae consigo.

Es por esto que buscan personas con responsabilidad financiera suficiente y antecedentes de buen crédito con menores cuotas.

2. Consulta las ferias, temporadas especiales y ofertas.

Muchas de las instituciones financieras organizan ferias hipotecarias en las que ofrecen a sus clientes atractivas tasas de interés las cuales sólo son ofrecidas durante este período. Lo mismo ocurre con las temporadas especiales (mes de las madres, navidad) en donde, para dinamizar este sector, muchos bancos pueden recurrir a las ofertas de tasas fijas o tasas con menor interés.

Existen también los llamados préstamos del encaje legal los cuales contemplan  tasas fijas de un 8% por un plazo de 20 años, estos no están disponibles de manera permanente en las instituciones financieras, por lo que conviene mantenerse al tanto de su disponibilidad en el mercado financiero.

Asesórate respecto a las próximas ferias o las ofertas de temporada, de modo que puedas sacar beneficio de ellas.

3. Haz una comparativa de las instituciones bancarias.

Antes de decidirte por un banco o una asociación de ahorros y préstamos, realiza una comparativa de sus tasas de interés y el período de tasa fija que contemplan. Esto determina la cuota a pagar mensualmente, y por ende el monto total a pagar por dicho inmueble.

Todo dependerá de tus ingresos y los compromisos financieros ya contraídos, siempre será conveniente elegir el menor período para dicho préstamo, siempre y cuando la cuota mensual no exceda el 30% de tus ingresos o de tu núcleo familiar.

Finalmente, analiza la conveniencia de las tasas de interés fijas por más tiempo, estudia el promedio o la estimación de interés a pagar luego que venza el plazo de la cuota fija. Pídele a tu gerente de cuenta que haga un estimado con valores pico de interés de modo que estés informado de cuánto sería tu cuota en el peor de los escenarios.

Recuerda que puedes calcular la cuota de tu préstamo utilizando nuestra calculadora en: www.madelta.com.do

Si este artículo te ha resultado de interés, no olvides compartirlo en tus redes sociales.